El Gobierno nacional permite a partir de ahora que empresas que hayan evadido impuestos a la AFIP puedan ir y solicitar préstamos a los bancos públicos, según una resolución conjunta de los ministerio de Hacienda y de Finanzas que salió publicada en el Boletín Oficial este viernes.

La normativa deroga la resolución 74 de 1991 del por entonces Ministerio de Economía, que establecía que las compañías debían acreditar estar al día con el impuesto a las Ganancias, el IVA y los aportes previsionales para pedir un crédito o refinanciar los ya existentes ante el Banco Nación y los ya desaparecidos Banco Nacional de Desarrollo y Caja de Ahorro y Seguro.

LEE MÁS

Embed

Según la resolución conjunta 1 del 2017, la decisión se adoptó porque "resulta conveniente eliminar las barreras que restringen el acceso de las Empresas al Sistema Bancario Público, el que hoy se encuentra en desventaja frente a sus competidores del sector privado".

La medida de las carteras conducidas por Nicolás Dujovne y Luis Caputo establece que "que la política actual del Estado nacional apunta a fortalecer el desempeño de las empresas, en especial las MiPyMEs, y potenciar su valor estratégico como motores y dinamizadores del desarrollo económico del país, impulsando la generación de empleo".