El Gobierno nacional avanza en la conformación de un "Gran Hermano PRO". A través de un decreto, modificó la reglamentación de la ley de Protección de Datos Personales y le da el manejo de los mismos a la oficina que depende de la jefatura de Gabinete, a cargo de Marcos Peña.

Según salió publicado en el Boletín Oficial a través del decreto 899, firmado por el presidente Mauricio Macri, la ex Dirección de Protección de Datos Personales será disuelta y todas sus funciones pasarán a formar parte de la flamante Agencia de Acceso a la Información Pública. La misma, que había sido creada como ente autárquico dentro del Ministerio de Justicia, fue sugestivamente trasladada a la Jefatura de Gabinete por DNU.

De esta manera, ante cualquier divergencia que una persona podría tener respecto del uso de sus datos personales, deberá recurrir a un organismo manejado por Peña, el hacedor de la campaña del PRO.

La jefatura de Gabinete es quien administra la pauta oficial a nivel nacional. Con la explosión de las nuevas tecnologías y las redes sociales, el conocimiento de la información personal se vuelve fundamental para la microsegmentación de públicos y la elaboración de mensajes destinados a cada uno de ellos.

El Estado es, además, la base de datos más grande del país: posee información personal, datos financieros, tributarios y laborales de todos los ciudadanos. Un gran insumo a la hora de hacer campaña con las nuevas tecnologías.

En esa línea, la ANSES firmó un convenio con la jefatura de Gabinete para que le permita acceder a esos datos. Asimismo, el Estado firmó un convenio con Amazon para usar sus servidores. La empresa norteamericana tiene entre sus servicios el de realizar análisis y de grandes volúmenes de datos, lo que se conoce popularmente como "Big Data".