El gobierno de la ciudad de Buenos Aires intimó a la directora del Centro Educativo Isauro Arancibia, Susana Reyes, a jubilarse. La situación del edificio es incierta ya que figura como antecedente el intento del PRO de demoler las instalaciones para habilitar la traza del metrobús de Paseo Colón. Esto provocará que más de 300 jóvenes que asisten a estudiar y aprender oficios.

La historia del Isauro comenzó hace 19 años, cuando Reyes alfabetizaba en una aulita de la CTA Nacional a las mujeres de la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas (A.M.M.A.R.). Luego, ellas comenzaron a traer a los chicos en situación de calle. "El Isauro hace visible aquello que pretenden que se mantenga invisible, que es la cantidad de chicos que hay en la calle y que cada vez son más", advirtió Reyes en diálogo con El Destape.

La denominación de Centro Educativo ya le quedó chica y pasó a ser una escuela integral donde funciona 25 talleres de expresión artística, cursos de oficios, existen opciones de trabajo en emprendimientos de producción, jardín maternal y secundario.

LEER MÁS: A un día del inicio de la campaña, Cristina lidera las encuestas

Luego de que la gestión de Horacio Rodríguez Larreta separó de su cargo a Raquel Papalardo, la directora del Colegio Mariano Acosta, ahora busca avanzar sobre Reyes. "Hace 10 años el Isauro comenzó a desarrollar su proyecto de escuela primaria de jornada extendida con el acuerdo del Ministerio de Educación de la CABA. Pasados cinco años se firmaría la normativa para dicha propuesta educativa, con la consiguiente reglamentación. No se cumplió dicho compromiso. Esto pone al proyecto y a sus estudiantes en situación de vulnerabilidad. Así la escuela corre peligro", explicó a través de un comunicado el legislador porteño por Nuevo Encuentro José Cruz Campagnoli.

Es por ello que Reyes se muestra preocupada. Consciente de que está en condiciones de jubilarse, teme por el futuro de los jóvenes. "Es una cuestión política porque no le piden a todo el mundo que se jubile. Si me jubilo, no hay un cargo para reemplazarme porque la normativa no la firmaron y si no la firman no se sabe para qué usarán ese edificio", afirmó Reyes.

Por último, Reyes remarcó: "El Isauro es una escuela que permanentemente reclama por los derechos que le fueron arrebatados a estos pibes y eso molesta y por eso la atacan".