Con 214 votos a favor y 47 en contra, el Parlamento español aprobó la aplicación del artículo 155 que permite la intervención a la región de Cataluña. Ocurre solo minutos después que su par catalán votara por amplio margen la independencia de esa región del país ibérico.

Antes, y a través de su cuenta de Twitter, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, lanzó una sutil amenaza a Cataluña al afirmar que su administración "restaurará la legalidad" allí.

Embed

El Gobierno de Rajoy fue el que envió a las fuerzas de seguridad a reprimir el referéndum del 1 de octubre, ya que argumentaba que era ilegal y hasta amenazó con detener al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el principal promotor de la moción independentista.

Ahora se abre el interrogante: ¿Se animará Rajoy a una intervención militar? ¿Cómo caerá eso entre los catalanes? Mientras tanto, los habitantes de Cataluña festejaban con champagne en las calles.

En esta nota