El Gobierno enviará antes de fin de año al Congreso un proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias. Intentará el Ejecutivo avanzar en una reforma que haga al impuesto más progresivo.

Lo confirmó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, tras una reunión encabezada por el presidente Mauricio Macri en la quinta de Olivos con gobernadores, quienes aceptaron comenzar en 2017 a perder parte de los ingresos por este tributo.

LEER MÁS: Los 6 proyectos que el Gobierno prometió presentar y no lo hizo

La iniciativa, no obstante, podría contemplar algún sistema de compensación para las cajas provinciales que serán impactadas de forma directa una vez que rija el nuevo sistema de cobro de Ganancias.

Al salir del encuentro, Frigerio brindó una conferencia de prensa en la que confirmó el acuerdo para "avanzar en una reforma que haga más progresivo al impuesto, que le de alivio fiscal a una parte de la ciudadanía que hoy tributa". "También teníamos que ser responsables de las cuentas públicas de la Nación y de las provincias y por eso el proyecto que se elevara en los próximos días al Congreso contempla la necesidad de una reforma pero también la obligación de cada nivel de gobierno de cuidar los recursos", dijo.

Frigerio explicó que este acuerdo llegó después de varias reuniones de debate con los mandatarios provinciales y sus ministros de economía en las que se arribó a la conclusión de que resultaba "importante avanzar en una reforma que haga más progresivo el impuesto". "Venimos trabajando con las provincias hace rato con este tema. Tenemos que asumir que somos un país federal, que hay impuestos coparticipables, es decir impuestos que se comparten entre Nación y las provincias", dijo Frigerio.

En la reunión estuvieron los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Mario Das Neves (Chubut), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manuel Urtubey (Salta), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego).

En esta nota