El Gobierno desplazó a Luis Juez de la Embajada argentina en Ecuador, aunque le entregó un premio. El presidente Lenin Moreno había reiterado el pedido de que Argentina saque a su representante luego de que haya insultado en varias oportunidades a los ecuatorianos.

Fuentes oficiales le confirmaron a NA que el cordobés pasará a "ocupar un cargo en el Poder Ejecutivo Nacional". Desde la Casa Rosada intentaron negar que la salida del embajador sea en respuesta a la polémica por sus dichos ofensivos sobre los ecuatorianos.

LEER MÁS: Más presión: Ecuador insiste con que Macri eche a Luis Juez como embajador

El canciller, Jorge Faurie, salió a defenderlo abiertamente mediante un comunicado: "El embajador Juez llevó a cabo su gestión con éxito, representando los intereses argentinos para ampliar y profundizar la relación bilateral, ante la hermana República del Ecuador desde que asumiera la misión en 2016".

El diplomático había sido duramente cuestionado luego de que en las últimas elecciones legislativas señalara que se había bañado para que no dijeran que era un "mugriento" que había tomado "hábitos ecuatorianos".

En esta nota