A pesar de que el Gobierno lo continuó, Precios Cuidados ya funciona sistema de precios de referencia, sino una canasta barata para pobres. De acuerdo al último informe de CEPA e INDEP, el listado actual posee menos alimentos, variedad y calidad. Para el detallado estudio, compararon el último listado, vigente de mayo a septiembre de este año, con el de octubre de 2015.

La nueva canasta es sustancialmente distinta: contiene cerca de 100 productos menos, tiene menos alimentos, menos variedad y definitivamente menor calidad. Además, que se comercialice solamente en grandes supermercados, dificulta el acceso a los consumidores del interior y de menores recursos, que suelen consumir en comercios de proximidad.

En segundo lugar, los centros de estudios observaron una tendencia al reemplazo de productos líderes por otros con menor peso en el mercado, segundas marcas. Esto afecta el principal objetivo del programa, que trataba de imponer precios de referencia. “Ya no es un conjunto de bienes que puedan servir de ancla para los precios, sino una canasta barata para pobres”, definieron.

LEER MÁS: Para Triaca, las paritarias cerrarán con un aumento "promedio del 20%"

El objetivo inicial del programa era condicionar el aumento de precios en general, oficiando los productos acordados como precios de referencia. Esto era porque si un producto representativo de una determinada categoría tenía un aumento de precios trimestral ubicado entre 2% y 3%, difícilmente otros productos y marcas, fuera del acuerdo, aumentarían más que dicho parámetro.

En tercer lugar, denunciaron un “deliberado vaciamiento de la Secretaria de Comercio y su personal experto en el rubro”. La eliminación de la propaganda y los controles a cargo del Estado “constituyen también una de las principales falencias, ya que limitan fuertemente el alcance del programa”. Esto afecta a los consumidores, ya que tienen poca información y orientan su consumo a otros productos publicitados por fuera, y a las empresas, porque se eliminan el principal incentivo a participar, el de la publicidad.

“La estrategia de Cambiemos ha sido fuertemente perjudicial para la potencialidad que el programa ostentaba”, criticaron. “Vaporizó la marca Precios Cuidados como activo intangible, eliminando la publicidad, los productos líderes, el compromiso oficial del Gobierno con el programa y despidiendo a la mayor parte del personal que tenía la experiencia y el conocimiento necesarios para llevar a cabo este trabajo”, detallaron.

En su informe “Precios Cuidados versión 2017”, CEPA e INDEP concluyeron que el programa ya no oficia como un sistema de precios de referencia sino que “ofrece una variedad de productos muy limitada y con escasos productos de consumo masivo, permitiendo a las grandes empresas mantener sus marcas líderes y mayormente consumidas (con estrategias publicitarias detrás) por fuera del control de precios”.

En esta nota