El gobierno de Mauricio Macri dejó de financiar el programa para evitar el contagio del dengue y chikungunya en las provincias del norte de la Argentina. El recorte presupuestario, que pone en riesgo la salud de miles de personas, fue confirmado a El Destape por el ministro de Salud de Misiones, Walter Villalba.

"Dada la fuerte reducción del presupuesto sufrida por el ministerio de Salud de la Nación resulta inviable brindar los recursos brindados en 2016 para los fines de acciones de refuerzo de Acciones Sanitarias de Prevención y Control de Aedes Aegypti", sostiene la carta enviada a Villalba por el subsecretario de Estrategias de Atención y Salud Comunitaria, Jorge Alejandro San Juan.

"Ahora vamos a tener que hacernos cargo del programa con recursos propios de la provincia. No podemos dejar a los vecinos sin la protección", explicó a El Destape Walter Villalba, quien contó que recibió la carta que anunciaba el recorte a una semana de las elecciones y a pocos meses del verano, cuando se desata el mayor foco de contagio.

LEER MÁS: La frase que está en la reforma laboral que recuerda a la dictadura

En el último año, el gobierno desmanteló de forma completa el programa de salud Escudo Sanitario Norte que con móviles, fumigadores y promotores territoriales evitaban que se propague la enfermedad. El objetivo era evitar que se produzcan contagios desde Paraguay, Bolivia y el Sur de Brasil a las provincias limítrofes como Salta, Jujuy, Formosa, Corrientes y Misiones.

Salud .jpg

"En plena crisis por el dengue sacaron el año pasado a los 627 promotores que tenía el programa. Ahora lo que hicieron es dejar de enviar los productos para fumigar", contó a El Destape el ex ministro de Salud, Daniel Gollán, quien además explicó que el dengue puede dejar secuelas irreversibles en los contagiados y hasta causar la muerte.

En 2016 se dio la peor epidemia de dengue que causó la muerte de 11 personas y según informó el entonces ministro de Salud, Jorge Lemus, contagió a "unas 30 mil personas". Misiones fue la provincia más afectada por la epidemia.

Además de este recorte, desde que está el presidente Mauricio Macri en el poder, el ministerio de Salud desfinanció el programa de entrega de medicamentos Remediar, la prevención de enfermedades sexuales, la atención odontológica Argentina Sonríe y la entrega de kits Qunitas. Además permitió que los laboratorios y las cadenas de farmacias aumenten un 132 por ciento el precio de los medicamentos en menos de dos años.

En esta nota