Los estudiantes tomaron el Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo ante la decisión del Gobierno de designar a un interventor.

Embed

Ante esto, la Policía deja encerrados a los alumnos que realizan una permanencia pacífica en la sede. “Si alguno se descompone o hay una urgencia, no podrán salir del edificio porque el gobierno decidió dejarlo cerrado con ellos adentro”, reclama Hebe de Bonafini en un video.

La Fundación Madres hace responsable al Gobierno nacional de la integridad física de los estudiantes, docentes y trabajadores que rechazan la intervención de la universidad.

En esta nota