El Ministerio de Modernización amaneció lleno de carteles en su interior para repudiar el lamentable comentario que hizo este sábado pasado una abogada de esa cartera sobre el femicidio de Micaela García.

Maia Ferrua, una abogada que ingresó al Estado en 2014 y con la gestión de Cambiemos se acomodó en Modernización, realizó un repudiable posteo en las redes sociales donde se burlaba de la muerte de la joven por militar en una agrupación kirchnerista peronista.

Embed
Comunicado de ATE

"Ahora van a decir que a Micaela García la mandó a asesinar Macri porque era del Movimiento Evita jajaja... Parece que a todos les llega por juntarse con ese tipo de gente hay que tener mucho cuidado con las amistades que se hacen en este tipo de... agrupaciones? si se le puede llamar así a esa manga de mafiosos y patoteros ignorantes (sic)", fue el escrito de Ferrua.

LEER MÁS: Tensión en Modernización por un cartel contra la empleada que se burló del femicidio

Por eso, los trabajadores del Ministerio salieron a contestar con carteles a tamaño exabrupto: "En esta oficina repudiamos los dichos vertidos en redes sociales por Maia Ferrua", afirmaba uno de los afiches con la cara de Micaela, quien militaba en el Movimiento Evita.

Embed

Otro de los afiches era un durísimo comunicado de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) que realizó la junta interna del ministerio. En forma contundente, el sindicato expresó su "enérgico repudio": "Entendemos que dichas declaraciones son la exacerbación más elocuente del pensamiento de una parte de nuestra sociedad, donde el odio y la revancha de clase predominan por sobre la tolerancia y las libertades democráticas de militar, hacer política y manifestarse en defensa de los derechos del pueblo".

Sin embargo, según confirmaron fuentes del Ministerio a El Destape, el Gobierno mandó a retirar esos afiches del 2º piso de Diagonal Norte 511 y silenciar el repudio de los trabajadores contra la abogada de la Oficina Nacional de Contrataciones que se burló del femicidio de Micaela.

Asimismo, las autoridades de la cartera que conduce el ministro Andrés Ibarra evalúan una sanción a Ferrua por sus dichos. "No la van a echar", afirmaron fuentes a este portal, aunque "van a sumariarla", que es como una suerte de amonestación dentro del Estado.

Ferrua trabaja para el Estado desde enero de 2014 con un contrato de planta permanente y al firmar sus mails cierra siempre con la frase: "Los derechos de uno terminan donde comienzan los derechos del otro".

Embed