El gobierno de Cambiemos busca remover de su cargo al Juez Federal Daniel Rafecas por considerar que tuvo "mal desempeño" en la causa donde el fiscal Alberto Nisman había denunciado a Cristina Kirchner por el Memorándum con Irán.

El senador radical Ángel Rozas acusó ayer al magistrado por haber dictado una "sentencia fraudulenta" al desestimar la denuncia de Nisman. Según estableció el senador, Rafecas buscó "favorecer a los más altos funcionarios públicos de ese momento".

Este tipo de medidas se enmarca en el plan que está encarando el gobierno para remover a todos aquellos integrantes de la justicia que los incomodan. Ejemplo de ello fue el desplazamiento del camarista Eduardo Freiler, confirmado la semana pasada.

Dentro del Consejo de la Magistratura, el gobierno planea activar mañana la denuncia contra el juez. Rozas pidió que Rafecas sea citado a dar explicaciones, lo que será tratado mañana en la Comisión de Disciplina y Acusación, presidida por el diputado del Pro Pablo Tonelli.

La primera denuncia contra el juez fue efectuado por Elisa Carrió en 2015, apenas unos diías después de que Rafecas archivara la denuncia. Para que pueda avanzar este pedido de enjuiciamiento, el pedido de Tonelli debería sumar al menos ocho votos.

El pedido tendría el respaldo del representante del Poder Ejecutivo, Juan Bautista Mahíques; del abogado Miguel Pidecasas; del senador Rozas y del diputado radical Gustavo Valdés, gobernador electo de Corrientes. Finalmente, para que avance el juicio político, el gobierno necesitaría nueve de los trece votos de los integrantes del Consejo de la Magistratura.