La primera ministra británica, Theresa May, reiteró el apoyo de su país al "derecho de autodeterminación" de los habitantes de las Islas Malvinas y reclamó que el gobierno argentino "cumpli con sus compromisos públicos" realizados en el "comunicado conjunto" firmado en 2016 por la ex canciller Susana Malcorra.

"El Gobierno británico está buscando una relación más productiva con la el gobierno de la Argentina. De todas maneras la primera ministra afirmó que la relación británico-argentina no completará su pleno potencial hasta que el gobierno argentino cumpla con sus compromisos públicos que realizó en septiembre de 2016", señaló la gestión de May.

La primera ministra británica se pronunció a sí a través de una carta que envió al gobierno británico de Malvinas, según indicó un comunicado emitido por los isleños. De esa forma, la gestión de la primera ministra británica dio a entender que la Argentina aún no cumplió con lo que Malcorra firmó junto al vicecanciller del país europeo, Alan Duncan el año pasado.

En ese texto, que fue cuestionado por la oposición y también por sectores del oficialismo, se expresó la "intención de ambas partes de remover obstáculos en áreas tales como la pesca e hidrocarburos en el Atlántico Sur".

También se dispuso el "establecimiento de más conexiones aéreas de conformidad con el Acuerdo de Comunicaciones de 1999 constituye también un aspecto positivo que promoverá el acercamiento entre los habitantes de Malvinas y la Argentina continental".

En ese contexto, May reiteró el "fuerte y completo apoyo" al "derecho de autodeterminación" de los isleños, lo que implica un nuevo rechazo a los reclamos de soberanía de la Argentina.

May también se comprometió a trabajar junto al gobierno británcio de Malvinas en temas como "diplomacia pública, acceso a servicios bancarios y el desarrollo futuro hidrocarburífero".

En esta nota