En medio de las críticas por la apertura de las importaciones, el Gobierno decidió simplificar el proceso para ingresar al país maquinaria vieja, que se pueda incorporar a nuevas líneas de producción en las industrias, según salió publicado este miércoles en el Boletín Oficial.

LEE MÁS "Situación crítica en el calzado: caen las ventas pero suben las importaciones"

El decreto 1174 lleva la firma de Macri, Marcos Peña, Francisco Cabrera y Alfonso Prat-Gay, y establece un régimen simplificado para la importación de maquinaria que no tenga más de 20 años de antigüedad y sea traída del extranjero. Este mecanismo le permitiría a firmas multinacionales, por ejemplo, reciclar bienes de capital que ya son obsoletos en sus países de origen al traerlos a la Argentina. Pensando en la tan mencionada competitividad, implicaría para el país correr de atrás en la cuestión tecnológica.

importaciones

La norma estipula que "el Régimen de Importación de Líneas de Producción Usadas" será válido solo para cuando una empresa decida ampliar su producción con nuevas "inversiones" y estará obligada a incorporar un 30% de bienes de uso nacionales, de los cuales por lo menos un 15% tendrá que ser la adquisición de maquinaria nueva de origen nacional.

A cambio, la maquinaria usada importará tributará la cuarta parte de los impuestos aduaneros que les correspondería en otra situación.