El Gobierno nacional presentó un ambicioso plan que incluye un fuerte aumento de las jubilaciones más el pago de las sentencias de los juicios. El proyecto es presentado como el lado bueno del otro costado: el blanqueo de capitales, una medida que Cambiemos criticó cuando la implementó el gobierno kirchnerista.

Pero esto no es todo, porque desde la administración Macri planean atar el futuro del acuerdo con gobernadores por la coparticipación al dinero que ingrese por este nuevo blanqueo.

Así lo confirmó el director ejecutivo de la ANSeS, Emilio Basavilbaso, quien sostuvo en diálogo con el canal Todo Noticias que la devolución del 15% de la coparticipación a las provincias formará parte del proyecto de ley que se enviará al Congreso.


El mismo contiene la aprobación del pago a los jubilados con sentencia y la actualización de sus haberes, el blanqueo de capitales con las distintas alícuotas a pagar según el origen y fin de la inversión y ahora se confirmó que irá con la aprobación de parte del Estado nacional del acuerdo marco con las provincias y la Ciudad de Buenos Aires.


Entre los puntos del blanqueo, los funcionarios destacaron que una parte de lo que se recaude en las alícuotas (entre 3 y 10% del monto declarado) se destinará al Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que aportará fondos para el pago de los juicios a los jubilados, ya sea los que tienen sentencia firme como aquellos que están en proceso judicial y se les propone un acuerdo. Además, establece la actualización automática para los presentes y futuros jubilados.

El Gobierno había sellado un arreglo con las provincias que no litigaron ante la Corte Suprema (todas menos Santa Fe, San Luis y Córdoba) para devolver en cuatro años el 15% que se les deduce de la coparticipación para financiar a la ANSES. Ahora, ata sus promesas con la clase pasiva y a los gobernadores al éxito de una polémica medida.