Tras la reunión entre ministro de Gobierno y el triunvirato que conduce la CGT, el Ejecutivo analiza pagar un bono de fin de año y así frenar el paro prometido por la central obrera.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se manifestó "optimista" en relación a la posibilidad de que la CGT decline la posibilidad de declarar un paro nacional, pero se limitó a confirmar que el bono de fin de año para trabajadores y jubilados "es un tema que está en el reclamo" que el Gobierno se comprometió a estudiar.

Tras la reunión de ayer entre parte del Gabinete y las autoridades de la CGT en la que se firmó un acta de acuerdo para que el Ejecutivo analice demandas de la central obrera, adujo que está esperanzado en que la entidad sindical no llame a una huelga porque tiene "en común" con la Casa Rosada seguir con la mejora de los que están en la "situación más vulnerable".

Triaca, consultado por radio Mitre sobre la posibilidad de que el eventual llamado a un paro por parte de la CGT se vaya diluyendo, respondió: "Siempre soy optimista"; y preguntado sobre si se acordó una suma fija para fin de año, contestó: "Por supuesto que dialogamos sobre eso, no se definió una cifra pero por supuesto que entendemos que es un tema que está en el reclamo".