El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, ahora dijo que tras las elecciones de octubre "no va a haber un ajuste fiscal", por lo que negó una quita masiva de subsidios. Esto a pesar de que el recorte había sido admitido por el mismo Gobierno semanas atrás.

"Tengo una mala, después de octubre no va a haber ajuste fiscal", señaló el funcionario en el marco de la Tercera Cumbre Financiera Argentina organizada por Latin Finance. Dietrich se sumó así a su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien recientemente aseguró que mantendrá el plan económico más allá de las elecciones de medio término con la que se renovará el Congreso.

LEER MÁS: Según Cavallo, el ajuste de Macri "va a llevar a buen puerto"

"Vamos a seguir con el programa económico que tenemos porque pensamos que es el conjunto de políticas que mejor funciona para sacar a la Argentina de décadas de estancamiento", había dicho el jefe de Hacienda. Y agregó que la Argentina ya probó los programas económicos que funcionan con la botonera del año par y del año impar, donde en el año que hay elecciones se hace populismo que amplía el gasto público que será recortado bruscamente al año siguiente.

Ahora, Dietrich respondió a integrantes del panel que alertaban sobre el nivel de gasto fiscal que maneja el gobierno de Mauricio Macri. "Venimos de un Estado borracho de gastos", reconoció y aseguró que "está mal dicho ajuste fiscal" y pidió hablar de "responsabilidad fiscal".

Dietrich precisó que el Gobierno está haciendo grandes ahorros en licitación de obra pública, en empresas como Aerolíneas Argentinas y hasta en la compra de vagones, para reducir los costos del Estado. "El Presidente está obsesionado con el gasto. Es un tema que nos ocupa y también el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne está trabajando en la reforma fiscal", subrayó.

En esta nota