El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quiere que Argentina vaya “a un sistema universitario donde las carreras sean más cortas y ágiles”. Admitió que en ese proyecto planea no financiar los estudios que el Gobierno considere no sean productivos.

El reemplazo de Esteban Bullrich sinceró que va “alentar” algunas carreras en contraposición de otras. En línea con el neoliberalismo, justificó esto con que “lo que el país necesita en este momento son carreras en áreas de conocimiento vacante o que coadyuven al desarrollo productivo nacional”.

“Necesitamos ingenieros en informática, en petróleo, en agronomía; necesitamos enfermeros, necesitamos geólogos (que los tenemos salir a buscar al exterior y que salen fortunas), necesitamos enólogos”, enumeró el ministro. “Tenemos que trabajar para que la universidad no sea una isla, sino que esté inserta en el contexto del desarrollo productivo, social, cultural y político de la nación argentina”, opinó en radio Continental.

LEER MÁS: Larreta pone una gerencia para modificar contenidos en el Ministerio de Educación

Resaltó que al Ejecutivo “no le interesa promocionar carreras en que las vacantes son menores”, pero afirmó que “igual si alguien quiere hacer otra carrera por supuesto que puede hacerla; esto no es Cuba, esto no es Corea de Norte”.

El ministro de Educación sostuvo que “tenemos que ir a un sistema universitario donde las carreras sean más cortas y los trayectos sean más ágiles”, al tiempo que cuestionó que “si aquí se quiere hacer dos carreras universitarias lo más probable es que tarde entre 11 y 12 años sin perder una sola materia”.

En esta nota