El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró que "no hay federalismo del Gobierno a la hora de tomar decisiones" y dijo no ver "un plan económico".

"El sector agropecuario de la provincia es el más dinámico y el que ha mostrado signos de recuperación. Pero la realidad es que la situación, salvo de ese sector, está para atrás", analizó.

En un reportaje publicado hoy por el matutino La Nación, señaló que "ninguno de los objetivos que planteó el Gobierno en la campaña, como bajar la inflación a menos de dos dígitos, reactivar la economía, traer capitales extranjeros, reducir el déficit fiscal, se ha cumplido ni parece que fuera a concretarse en el corto plazo".

Consultado por las razones, contestó: "No veo un plan económico. Hay una excesiva confianza en que medidas de carácter monetaristas son suficientes y creo que hacen falta medidas más proactivas".

Asimismo, recordó que cuando el presidente Mauricio Macri convocó a todos los gobernadores a la residencia de Olivos, en el comienzo de su mandato, pareció "una señal de empezar a trabajar en un esquema realmente federal, pero después volvió a generarse una relación más bilateral, que tiene que ver con la afinidad política".

"Con los de Cambiemos y con los del PJ que tienen buena relación con el Gobierno. Nosotros tenemos una relación correcta con el Gobierno, pero siento que no hay un espacio de debate de políticas federal", evaluó.

Al interrogársele si consideraba que no había "federalismo", respondió: "No a la hora de tomar decisiones. Creo que muchos problemas, como los tarifazos, se habrían evitado si se conversaban con los gobernadores".

Lifschitz aseguró que la Nación le adeuda a la Provincia "23.000 millones de pesos a valores históricos".

Por otra parte, al referirse a la situación del narcotráfico, destacó que "en los últimos dos años pasaron dos cosas: el gobierno nacional ha tomado el problema con seriedad, cosa que no ocurría antes, y lo otro positivo es que estamos trabajando en conjunto". "Nos resultó muy bien el convenio nacional que firmamos con la ministra Patricia Bullrich. Hoy bajamos significativamente los niveles de violencia", completó.

Asimismo, lamentó que un sector de la Unión Cívica Radical (UCR) se haya ido de su fuerza, el Frente Progresista Cívico y Social, para pasarse a las filas de Cambiemos en la capital provincial.