Este sábado ministros, funcionarios, militantes de Cambiemos y hasta el Presidente salieron a hacer el clásico "timbreo" con el que el Gobierno intenta revertir las encuestas que no le son favorables por las medidas económicas tomadas.

Mauricio Macri, como estrategia, usó la figura de su hija y llevó a Antonia al diálogo con los vecinos de General Las Heras. Sin embargo, algo salió mal: en pleno timbreo, Antonia fue capturada por una cámara haciendo los dedos en "V", clásico saludo peronista, y, como era de esperarse, la imagen se viralizó en todas las redes:

Embed

En esta nota