Los números que arrojan las declaraciones juradas de los funcionarios nacionales no dejan de sorprender. Pese a que el Gobierno sale a afirmar que los brotes verdes están más que sólidos, quienes tienen a su cargo el manejo de la economía del país continúan dejando la mayoría de sus bienes en el exterior.

Un relevamiento que hizo El Cronista Comercial muestra que el 51% de los 364 millones de pesos que acumulan los ministros a cargo de la administración dela economía están radicados en el exterior. Ellos son Francisco Cabrera (Producción), Juan José Aranguren (Energía), Ricardo Buryaile (Agroindustria), Nicolás Dujovne (Hacienda), Luis Caputo (Finanzas), Federico Sturzenegger (Banco Central), Mario Quintana y Gustavo Lopetegui (vicejefes de gabinete).

Aranguren puntea en ese ranking. El ex CEO de Shell Argentina posee el 83% de sus 104,7 millones en el exterior. Principalmente, en depósitos radicados en Holanda y Estados Unidos. Aranguren estuvo envuelto en una polémica el año pasado por mantener acciones de la casa matriz de la petrolera mientras era el ministro a cargo del área energética. Luego, anunció que las vendió.

El flamante ministro Nicolás Dujovne tiene, en cambio, "solo" tres cuartas partes de su patrimonio afuera, en distintas inversiones. Son 74 millones de pesos, a los que habría que sumar una propiedad en Uruguay.

Si el refrán dice "en casa de herrero, cuchillo de palo", el caso de Sturzenegger encaja perfecto. La autoridad monetaria dejó el 45% de su patrimonio fuera del alcance del sistema financiero argentino, al cual regula. Son 13 millones de pesos de un total de 29, puestos en su mayoría en cuentas en EE.UU. y acciones de Pan American Energy.

En el otro extremo, Quintana tiene solo un 10% fuera del país, mientras que Cabrera, Buryaile y Lopetegui no tienen fondos en el exterior.