A partir del 1º de octubre se acaba el fútbol gratuito. Habrá que pagar y no serán los 300 pesos difundidos hace semanas.

Es por el el acuerdo impulsado por el Gobierno entre la AFA y la sociedad Fox-Turner. Pero para acceder al pack de los partidos esa cifra es sólo un costo adicional, ya que poder contratarlo requiere de otros gastos extras, según publicó el diario La Nación.

Para poder contratar el abono hay que estar suscripto a cualquier operador de televisión. Es decir que además de los $300 hay que pagar el servicio de cable o de TV satelital que sea compatible, porque por ahora no habrá una plataforma externa, como un Netflix del fútbol.

Así, "teniendo en cuenta los tres principales operadores de cable y TV satelital de la ciudad de Buenos Aires y del Conurbano bonaerense (Telecentro, DirecTV y Cablevisión), los valores para ver el fútbol -incluyendo todos los gastos extras- oscilan entre los $940 y $1398. Desde esta base, el costo puede incrementarse según los servicios adicionales que se contraten", confirma el diario La Nación.

Para Cablevisión, que es la única de las tres operadoras que no permite acceder al nuevo servicio de fútbol argentino sólo con tener el servicio básico del cable, para hacerlo hay que estar asociado a Cablevisión Digital, que por mes cuesta hoy $855. Con el fútbol llegaría a $1155.

Con DirecTV será el abono más barato de este servicio de TV satelital, que ofrece dos servicios a $640 y $750 (promociones por seis meses). Con el fútbol, el paquete puede costar entre $940 y $1190.

El paquete de Telecentro más barato cuesta $1098 (ese servicio incluye telefonía e Internet). El total, con el paquete del fútbol, alcanza los $1398.

En esta nota