Luego de dejar seis meses a los jubilados de Gualeguaychú sin atención, el PAMI le entregó la prestación médica a una empresa fundada por el director ejecutivo del organismo nacional, Sergio Cassinotti. Autorizó el contrato un ex socio del mandamás de la obra social que ahora oficia de asesor.

Cassinotti fue llevado al PAMI por Mauricio Macri a principios de año para realizar los drásticos recortes que su antecesor, Carlos Regazzoni, no llevó a cabo. El más sustancial consistió en dar de baja todos los contratos a nivel nacional en mayo, mediante la resolución 395/2017.

El Colegio Médico de Gualeguaychú fue el único que rechazó el nuevo convenio. Fuentes del PAMI alegaron a El Destape que se debió a una postura prepotente del cuerpo colegiado de especialistas, que se negaron a ceder parte de sus ingresos. Según el mismo ente nacional, el cambio de contratación les implicaba un recorte máximo del 10%. Los doctores, en cambio, explicaron a este medio que pretendían rebajar sus honorarios desde los $ 176 la consulta a sólo $ 24,50.

Debido a la cesión unilateral de los acuerdos del PAMI, los 18.000 afiliados de Gualeguaychú fueron abandonados y quedaron sin atención de especialistas por seis meses. Para solucionar el problema, Cassinotti envió a un hombre de su extrema confianza, Diego Villalvilla, un empleado de carrera que desde el 26 de mayo fue promovido a asesor del director ejecutivo con el sueldo de gerente general. Antes había sido designado interventor de la Unidad de Gestión Local de Rosario por 15 días luego de que detectaran severas irregularidades cometidas por la anterior titular de ese cargo.

Antes de la actual gestión, fue destacado para otra función sólo en una oportunidad, cuando Regazzoni le permitió adscribirse como asesor en temas de salud con el legislador porteño Diego García de García Vilas en agosto de 2016. “Villalvilla es una persona que puede resolver conflictos y por eso fue a Santa Fe y Gualeguaychú”, explicaron a El Destape desde el entorno del titular del PAMI.

Pero además de esta aparente capacidad, el kinesiólogo comparte parte del currículum de Cassinotti. El día posterior a que Macri gana la primera vuelta presidencial, el 26 de octubre de 2015, ambos fundaron Soluciones Integrales para Empresas de Salud SA. El ahora jefe de la obra social había sido designado como presidente de la sociedad y Villalvilla como único director, pero suplente, de la sociedad que funciona en Yerbal 968 PB “B”.

Al ser nombrado en la provincia de Buenos Aires para encabezar el IOMA, Cassinotti convocó a una asamblea de accionistas para el 18 de febrero de 2016, donde anunció su renuncia y reemplazo por Roberto Jorge Varela. El contador independiente, quien le compró su participación en la compañía, estaba imputado en una causa penal económica en la que la Clínica Modelo Laferrere retuvo indebidamente los aportes patronales a sus empleados.

Como representante nacional del PAMI en Gualeguaychú, Villalvilla gestionó un acuerdo sin licitación pública. Por el mismo monto que pretendían pagarles a los 240 médicos locales, arregló con Nativus SRL, una prestadora que no tenía presencia en Entre Ríos.

La versión oficial indica que la empresa realizó una presentación voluntaria ante las autoridades para solucionar el conflicto que la propia obra social había creado. Les ofreció la atención médica por el mismo monto y en un nuevo policonsultorio que le gerencian a la OSUTHGRA (gastronómicos) desde poco antes.

El PAMI, con el aval de Villalvilla, les entregó el negocio a pesar de que cuenta con menos de una decena de especialistas y que no viven en la ciudad, sino que viajan de otras localidades para atender por el día. Por lo que los turnos les resultan difíciles de conseguir a los 18.000 afiliados.

Nativus también tiene un vínculo con Cassinotti, y data de sus orígenes, porque el director ejecutivo del PAMI fundó la sociedad en 2007. Si bien en los papeles a los que accedió este medio, el titular de la obra social dice haber vendido su participación por $ 300.000 en 2011, aparenta guardar un interés en beneficiar a esta compañía que no tiene la capacidad para brindar el servicio luego de que él mismo le quitara la prestación a los jubilados entrerrianos.

LEER MÁS: La historia de los 20.000 jubilados abandonados por el PAMI

En esta nota