El periodista de Radio del Plata Roberto Caballero emitió dos editoriales muy duras contra el despido del conductor de El Destape y Economía Política, Roberto Navarro, por las presiones ejercidas por el Gobierno nacional y advirtió sobre la peligrosidad de que “se naturalice ese tipo de censura”, al mismo tiempo, que subrayó que la persecución a los periodistas y comunicadores disidentes al Gobierno de Cambiemos “tiene que ver con una política que se viene aplicando desde el minuto uno que asumió Macri” y le exigió al presidente y a su jefe de gabinete, Marcos Peña, que “convoquen a Navarro para que brinde sus explicaciones en la TV pública”.

LEER MÁS: Un video expone otra lamentable puesta en escena de Macri en un colectivo de linea

Durante su programa Caballero de Día, el conductor radial aprovechó unos minutos para explayarse sobre el polémico despido del ex periodista de C5N al asegurar que “es una nueva afectación a la libertad de expresión y al pluralismo político que se viene dando desde enero del 2015 al presento” y puntualizó en “los decretos que descuartizaron la Ley de Medios Audiovisuales, la persecución política e ideológica a los periodistas de Radio Nacional, a los integrantes del programa 678, el despido de Víctor Hugo Morales”.

Todos los hechos son eslabones de una cadena de amordazamiento contra los que piensan distintos y ahora se consuma con el despido de Navarro que obedece a presiones de Macri sobre C5N”, arremetió Caballero al cuestionar que “nuevamente se ha instalado y se ha naturalizado que aquellos que piensan distintos o son críticos, no corresponde que estén al aire” y afirmó que “se está en una etapa dramática en materia de libertad de expresión”.

Embed

En la primera editora, el día después del despido de Navarro, el conductor radial le exigió al Gobierno nacional que el periodista “saliera a desmentir lo que denuncia en su carta y que lo haga en la TV Pública” pero criticó que “no va suceder porque se van hacer los sonsos porque se está practicando una censura indirecta”.

Hace tres días, Caballero volvió con todo y en otra editorial pidió que “no se pueden ver como hechos aislados los despidos de periodistas de Radio Nacional, las persecuciones a los periodistas de 678, el despido de Pedro Briger de la Televisión Pública, el ataque al Diario Tiempo Argentino, los 4500 trabajadores de prensa precarizados o suspendidos, la desaparición de Radio América, las suspensiones al canal CN23, los golpes y detenciones a los periodistas de la red de medios alternativos, el acoso financiero a la empresa editora de Página 12; a Radio del Plata, a Radio 10 y a C5N, la salida de la grilla televisiva de TeleSur y ahora el despido de Navarro” y remarcó que “todo tiene que ver con una política que se tiene aplicando”.

Embed

Acusó, asimismo, que la censura que sufren los medios opositores “tiene como objetivo acallar a aquellas voces disidentes y de críticas para que haya un discurso unívoco y no hay nada que empobrezca más la democracia que la unanimidad”

“Esta política sistemática tiene algún tipo de propósito y el propósito, para mí es muy claro, el ajuste que viene después de las elecciones y el ajuste necesita del silencio y de un pensamiento único”, disparó Caballero y reiteró que “el caso Navarro no es un caso aislado sino que es un antes y un después que revela una política es clara: el ajuste necesita del silencio, de la disciplina y de muchas voces que digan más o menos lo mismo”.