Una de las disputas que el Gobierno encaró desde que asumió podría tener un final acorde a sus intereses. Desde el Frente Renovador le dieron un guiño para que el mandato de la procuradora Alejandra Gils Carbó tenga un límite de cinco años, lo que significaría su salida del cargo en 2017.

En una entrevista que concedió al matutino La Nación, la diputada Graciela Camaño consideró que "no cree en los mandatos eternos", en referencia al Ministerio Público y confesó que están negociando con Cambiemos poner un límite en la futura ley que regule el accionar de Gils Carbó. Como la procuradora asumió su cargo en 2012, un mandato de 5 años la eyectaría del cargo en 2017.

"Cinco años de mandato nos parece un tiempo prudencial"

"No creo en los mandatos eternos y entendemos que, en este punto, debe haber un límite. Nosotros (el Frente Renovador) proponíamos siete años (de mandato), se consensuaría en cinco, lo que nos parece un tiempo prudencial", señaló Camaño.

LEE MÁS

Embed

En relación a la actual ley del Ministerio Público, Camaño evaluó que "se sancionó durante el kirchnerismo con una mayoría muy particular, y somos muchos los diputados y senadores que creemos que se la puede corregir para optimizar su funcionamiento".

La actual ley del Ministerio Público "se sancionó durante el kirchnerismo, con una mayoría particular"

Sobre la posibilidad de que Gils Carbó impugne por inconstitucional ponerle límites al mandato, la diputada del FR evitó hacer algún tipo de apreciación: "No voy a hacer consideraciones respecto de lo pueda plantear la actual procuradora. Como diputados y representantes del pueblo, y los senadores, representantes de los estados provinciales, tenemos las potestades para cambiar una norma".

Desde que Macri asumió la presidencia, su gobierno viene impulsando la salida de Gils Carbó, a quien acusan de ser parcial y favorable al kirchnerismo. Descartada la posibilidad de un juicio político, por no tener el número necesario en el Congreso, en la Casa Rosada intentaron avanzar con una nueva ley de Ministerio Público, que recorte sus facultades. Recientemente, la procuradora presentó una nueva UFI especializada en el fuero laboral, donde Macri tiene puesta la mira por considerarla muy "pro-trabajador".