Cuando se puso en marcha hace un año, la llamada "reparación histórica" prometía ser la solución al problema de la litigiosidad de los jubilados por el reajuste de haberes. Sin embargo, los resultados son categóricos: el ajuste fue menor al esperado y hay más juicios vigentes que antes.

LEE MÁS "Abuelos porno: la anécdota que contó Macri en pleno acto"

Así surge de los datos que dio el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, al Congreso de la Nación en su último informe mensual. Según el diario La Nación, el Estado solo alcanzó a pagar hasta el momento el 37% de los casos que prometió, unos 894 mil sobre los 2,4 millones que dijo inicialmente. El incremento promedio de las jubilaciones fue del 25 por ciento, cuando el Gobierno había dijo que oscilaría entre el 30 y el 50 por ciento.

Pero lo más destacable es que la cantidad de juicios, lejos de reducirse, aumentó. Para cuando se puso en práctica el plan, había 443.823 procesos abiertos, de los cuales solo 22.563 realizaron algún tipo de acuerdo, el 5,08%. Sin embargo, desde septiembre de 2016 hasta diciembre se abrieron 10.404 nuevas causas, más que las abiertas en el mismo período del año anterior.

LEE MÁS

Embed

¿Cuál fue el motivo? Según el abogado previsional Christian D'Alessandro, se debió a que las ofertas para los acuerdos transaccionales fueron menores a las esperadas. "Esto motivó que una gran cantidad de jubilados que jamás había reclamado judicialmente se decida a empezar un juicio", dijo.

Sin embargo, desde el Gobierno destacan que la cantidad de juicios aumenta a una tasa menor que antes de la ley. Mientras que el crecimiento de causas se daba a un ritmo de 40% interanual, ahora lo hace a "solo" el 11 por ciento cada 12 meses.