El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que la Argentina inició "una transición importante y muy necesaria hacia un marco de política económica más consistente y sostenible", que aunque está "teniendo un costo mayor de lo previsto" para este año con una caída de 1,8%, para 2017 prevé que se afiance con un alza de 2,7%.

En su informe "Perspectivas de la Economía Mundial" que difundió este martes en el marco de la Asamblea Anual que se realizará esta semana en Washington, Estados Unidos, el FMI señala que el crecimiento argentino para el año próximo se producirá "gracias a la moderación de la inflación y la adopción de una postura monetaria y fiscal más propicia".

Al entrar en detalle sobre el informe difundido hoy, el Fondo Monetario explicó que no están reportados los datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en la Argentina.

"Los datos de precios al consumidor de Argentina antes de diciembre de 2013 refleja el IPC para el Gran Buenos Aires, mientras que desde diciembre de 2013 a octubre de 2015 los datos reflejan el IPC nacional. El nuevo gobierno que tomó posición en diciembre de 2015 discontinuó el Indice de Precios al Consumidor a nivel Nacional mencionando que eran defectuosos, y lanzó un nuevo IPC para el área del Gran Buenos Aires el 15 de junio de este año", precisó el FMI.

"Dadas estas diferencias en cobertura geográfica, carga, muestreo y metodología de estas series, el promedio de inflación del IPC para 2014, 2015 y 2016 y final del período de inflación para el 2015, no son reportados en el informe de Perspectivas Económicas Mundiales de octubre de 2016", afirmó el Fondo Monetario.

Respecto de las perspectivas mundiales, señala el informe que se espera una moderación del crecimiento en 2016, influenciada por la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el menor crecimiento de la economía estadounidense y los nuevos datos que confirman que las economías de Brasil y Rusia están más cerca de salir de la recesión.

En esta nota