El fiscal Carlos Rívolo, a cargo de la investigación de Caso Los Sauces, no se opuso a que Cristina Kirchner y su hija, Florencia, realicen un viaje a Europa en mayo próximo, donde la ex Presidenta mantendrá reuniones con dirigentes políticos y brindará charlas en Grecia, el Parlamento Europeo y en la Universidad de Oxford.

Ambas están procesadas en la causa y tienen prohibida la salida del país sin autorización del juez Claudio Bonadio. Según relata Infobae, para pedir el permiso correspondiente adjuntaron los pasajes de ida y vuelta en clase ecónomica de British Airways y los de Aegean Airlines y explicaron en qué hotel se iban a alojar en cada una de las ciudades visitadas.

LEER MÁS: Una familia porteña necesitó de $ 23.358 para ser "clase media" en marzo

Esto fue suficiente para que Rívolo no considere hacer objeciones para que se realice el viaje. El fiscal dejó a consideración del juez Bonadio para que evalúe si la ausencia de la ex presidente y de su hija "no perjudicará o dilatará" el trámite de la causa Los Sauces.

Cristina Kirchner fue invitada a Grecia por el Comité Central de Syriza. Allí mantendrá encuentros con el primer ministro griego Alexis Tsiripas y con el presidente del Parlamento, Nikos Voutsis.

Luego, arribará a Bruselas, donde tiene previsto reuniones con parlamentarios de izquierda y progresistas. Además, brindará un discurso y será parte de un debate sobre derechos sociales y humanos en Argentina y la región, y del papel de la Unión Europea en ese contexto.

Cristina Kirchner finalizará su gira en Londres, donde fue invitada por The Oxford Union, la sociedad más grande de la Universidad de Oxford.

En esta nota