El fiscal Jorge Felipe Di Lello pidió la excarcelación de Amado Boudou. En su último dictamen, le recordó al juez Ariel Lijo que todos los ciudadanos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, por lo que le requirió “evitar una condena” antes de una sentencia judicial.

Ante el pedido de nulidad en la detención de los defensores del ex vice presidente, Di Lello emitió duras críticas contra el magistrado que lleva la causa Ciccone. Los abogados habían cuestionado la medida de Lijo porque fue ordenada para que participe de un acto material de defensa a pesar de que el juez mismo reconoció expresamente que “los imputados han cumplido con las obligaciones formales del proceso”.

El fiscal analizó que el fallo de prisión preventiva no fue nulo. Expresó que “las partes podrán no estar de acuerdo a los fundamentos”, pero precisó que estuvo apoyado en el artículo 123 Código Procesal Penal.

LEER MÁS: El mensaje de Boudou desde la cárcel dirigido a un ex funcionario

El titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal 1 le recomendó a Lijo, por lo tanto, desestimar este pedido, pero de todos modos le pidió la excarcelación de Boudou. Le pidió “evaluar la existencia de remedios menos lesivos a los riesgos expresados que no impliquen la restricción de la libertad del encartado para evitar una condena sin sentencia firme”.

Para argumentar su dictamen le hizo acordar que la Constitución Nacional “impide que se trate como si fuera culpable a la persona a quien se le atribuye un hecho punible, cualquiera que sea el grado de verosimilitud de la imputación, hasta tanto el Estado, por intermedio de los órganos judiciales no pronuncie la sentencia penal firme que declare su culpabilidad y lo someta a una pena”.

En esta nota