La Justicia le hace un gran favor al futuro presidente Mauricio Macri y se encamina a liberarlo de un gran peso que tuvo encima: la causa de las escuchas ilegales. El fiscal federal Jorge Di Lello pidió a Sebastián Casanello el sobreseimiento por espionaje ilegal.

Mediante un dictamen presentado ante el juez Sebastián Casanello solicitó el sobreseimiento en la causa en la que Macri era investigado por el delito de asociación ilícita, entre otros. La causa se inició en 2009 y su procesamiento, dictado originalmente por el magistrado Norberto Oyarbide, luego confirmada por la Cámara Federal.

A partir de ahora es el juez Casanello el que tendrá que definir si sobresee al presidente electo o decide continuar con la investigación. La querella de Sergio Burstein, uno de los presuntos espiados por una red que involucraba al espía Ciro James y el ex comisario Jorge "Fino" Palacios, había requerido que Macri vaya a juicio oral.