El empresario Matías Garfunkel pidió disculpas en Twitter por la polémica que se generó sobre sus fotos junto a animales muertos durante una jornada de cacería en África, pero luego decidió borrar el mensaje.

"Crecí en un ambiente en donde la caza era normal. Si alguien se sintió ofendido con las imágenes pido disculpas. Es un deporte que practiqué", había escrito Garfunkel.

Embed

En esta nota