La diputada nacional Graciela Camaño cruzó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, por sus duras acusaciones contra la Marcha Federal de los docentes, al considerar que "el paro termina fortaleciendo la fuga a la escuela privada". La legisladora massista le reclamó al Gobierno que "no pueden seguir echándole la culpa a los maestros que reclaman un salario justo".

Con un vehemente discurso, Camaño apuntó que la actual política de Cambiemos en torno al reclamo docente "es algo que en el pasado terminó con la Banelco que destruyó los convenios colectivos de los tabajadores". La diputada se refiere a un escandaloso caso de corrupción durante el gobierno de Fernando De la Rúa, donde se acusó al gobierno de sobornar a senadores peronistas para que aprobaran la ley de reforma laboral. A raíz del escándalo, renunció el vicepresidente Carlos "Chacho" Alvárez.

LEER MÁS: El furcio de Marcos Peña sobre la educación pública y privada

"Fueron elegidos para gobernar, ustedes son responsables de la coyuntura", lanzó Camaño y pidió que "empiecen a mirar los problemas, a definirlos y a resolverlos". En ese momento, la cara de Peña se mostraba incómoda y no realizaba ningún gesto ante las fuertes acusaciones de la ex ministra de Trabajo durante el gobierno de Eduardo Duhalde.

El tono de la exposición no bajó y acusó: "No pueden seguir echándole la culpa a los maestros, los maestros son trabajdores y reclaman nada más que un salario justo con el que alcance la canasta básica".

Y cerró: "Déjense de joder, no puede ser la variable del ajuste el maestro. Ajusten por otro lado, no ajusten con el docente".

Embed