El ex grupo Indalo denunció que la Justicia y el Gobierno de Macri están operando para provocar la quiebra de la empresa antes que cobrar la deuda fiscal que posee y denunció una maniobra que involucra al abogado de extracción radical Ricardo Gil Lavedra.

En un comunicado, el nuevo grupo El Ceibo aseguró que "la Justicia ha sido objeto de groseras y persistentes presiones por parte de los operadores del Gobierno, conducta que suponíamos había cesado con la actual administración". "Por su parte, el Gobierno Nacional, que dijo declararse "prescindente", lo que hizo en realidad fue ahorcar financieramente a las compañías del Grupo", añadió.

El grupo empresarial dueño de C5N y Radio 10 recordó que Alberto Abad dijo que no aceptaría ninguna propuesta de pago de parte del holding y aseguró que el ente recaudador contrató al estudio de Ricardo Gil Lavedra para representar al Estado en esta causa. Según el flamante grupo El Ceibo, "el objetivo es que Gil Lavedra cobre comisiones al final del juicio".

Asimismo, sostuvo que el Estado tiene deudas con la empresa por 1200 millones de pesos y lo vinculó con la intención de forzarlos la quiebra.

Tras el triunfo de Cambiemos, el ex grupo Indalo fue objeto de varias presiones judiciales y políticas, que desembocaron en el despido de Roberto Navarro y Víctor Hugo Morales de la emisora C5N. Este martes, el presidente Mauricio Macri bromeó con Abad y recordó que "algunos salen en los diarios" por no pagar impuestos. Este día, tanto Cristóbal López como Lázaro Báez volvieron a aparecer en las portadas de Clarín y La Nación por problemas judiciales.