En el Centro Cultural Kirchner (CCK), el jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó: "Ha habido muy poca conflictividad laboral pese a esa recesión que tuvimos el año pasado. Incluso algunas situaciones de las cuales el año pasado pudimos haber estado hablando, como la destrucción de puestos de trabajo en el mercado de la construcción, hoy vemos cómo después de 18 meses hay más de 400 mil empleados de vuelta, o vemos cómo la industria automotriz está creciendo de vuelto incorporando trabajadores”.

Pero un estudio que recopila todos los despidos que hubo en lo que va de 2017 es muy claro y refuta su teoría: hay menos empleo y hay más conflicto social. Así se desprende de un informe de CEPA (Centro de Economía Política Argentina).

"Si se observa la serie de los trabajadores registrados del sector privado (SIPA-AFIP) en su versión estacionalizada, se puede visualizar que en el mes de abril de 2017 la pérdida de empleo fue de 51 mil trabajadores: de 6 millones 244 mil trabajadores, la caída fue a 6 millones 193 mil. Se trató de una pronunciada reducción de 0,8% tan sólo en un mes", revela el informe.

Y sobre el conflicto social, CEPA aclaró: "Según el Observatorio de Conflictividad Socio-Laboral de CEPA, el total de protestas en los primeros 5 meses de 2017 ascendieron a 1.784. Asimismo, un relevamiento preliminar del mes de junio arrojaría cerca de 442 protestas adicionales, lo que significarían 2.226 conflictos en el primer semestre de 2017".

En tanto, por la disparada inflacionaria y el incremento del desempleo desde la llegada de Cambiemos, la desocupación entre los jóvenes aumentó en 2016. De acuerdo a otro reporte de CEPA, entre el segundo trimestre de 2015 y el cuarto trimestre de 2016, la tasa de desempleo en jóvenes se incrementó en más de 3 puntos porcentuales al 21,2%. Llegó a un máximo de 23,63% en el segundo trimestre de 2016.

EL INFORME COMPLETO

Embed

CEPA by El Destape on Scribd

En esta nota