"Le dimos corchazos para que tengan". De esta manera, un gendarme celebraba en privado cómo había sido la represión a la protesta de la comunidad mapuche el 1 de agosto. Ese fue el último día en que los testigos vieron a Santiago Maldonado, hace ya 51 días.

El comentario fue realizado por un gendarme que participó del operativo y consta en el expediente judicial que manejaba el ahora apartado magistrado Guido Otranto, y fue revelado por el periodista de Radio Del Plata, Juan Alonso.

Embed

Ahora, la investigación judicial busca dilucidar si por "corchazos" se refería a balazos de goma o de plomo. Días atrás, una imagen inédita mostraba que en el operativo que Gendarmería quiso mostrar como ejemplar los oficiales llegaron a usar piedras y hasta un hacha, armas no reglamentarias para estos procedimientos.

A su vez, en un mensaje de Whatsapp que se borró pero que los peritos pudieron recuperar, se pudo leer cómo un gendarme recibió un mensaje que decía: "Tené cuidado, no comentes nada. Vos no escuchaste ni dijiste que Robledo le dio un piedrazo al individuo". Se refería a la declaración de un gendarme que reconocía haberle arrojado piedrazos a un "encapuchado".