La vicepresidenta Gabriela Michetti pasó por la Feria del Libro y tuvo un cruce con el historiador Alejandro Rabinovich, quien mencionó que, como hoy, los próceres José de San Martín y Manuel Belgrano también tuvieron desavenencias porque detrás de ellos se movían “grupos económicos con interés enfrentados”.

En el marco de la presentación de un libro que recopila los trabajos que participaron del Concurso de Ensayo Histórico “200 años de la Independencia Argentina – Congreso de la Nación”.

Uno de los reconocidos fue Alejandro Rabinovich,, quien hizo una presentación de su trabajo “Una Independencia, dos caminos”. Allí, según describe Expediente Político, destacó los cuestionamientos que sufrió San Martín por encarar la revolución libertadora a través dela Cordillera de los Andes y como a sus regreso al puerto de Buenos Aires, los que se le oponían, lo obligaron a irse del país. “Tuvo que marchar a París, que si bien le gustaba, se convirtió en un exilio forzoso porque nunca más puedo regresar a la Argentina”, apuntó.

LEER MÁS: Denuncian a Macri por el spot que pasó el Gobierno en el Superclásico

Dijo Rabinovich que no está mal la construcción de mitos, siempre y cuando se tome en cuenta que eran hombres de carne y hueso, que también tenían ambiciones personales y representaban visiones contrapuesta del país. “En el 2017, con tanta información y ejemplos a la vista de lo que pasa, los jóvenes no somos tan ingenuos, y tenemos una visión un poco cínica de la complejidad informativa”.

Fue ahí cuando Michetti tomó la palabra y disintió con Rabinovich por haber hablado de “cinismo” para referirse a la gesta patriótica y hacer un paralelismo con el presente. "No hay que llegar a tanto. Se puede aceptar que hubo tensiones y peleas, pero también ideales. Y en la actualidad, lo que hay que hacer es integrar (a los argentinos), aunque presenten distintas caras y facetas”, aseguró.

En esta nota