Pese a las diferencias internas, la CGT impulsa la protesta este 22 de agosto a Plaza de Mayo contra la política económica del Gobierno nacional. Desde el Ministerio de Trabajo salieron a retrucarle que tiene "tufillo político" y ratificaron el discurso de que existen "brotes verdes" que provocan una generación masiva de empleo. Pero las cifras no son tan claras como aparentan.

Si uno toma los datos del Ministerio de Trabajo, en base al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el país tiene hoy más empleo registrado que en diciembre de 2015, cuando Mauricio Macri asumió la presidencia. De los 12.019.000 empleos se pasó a 12.100.000. Pero el número se explica básicamente por el crecimiento de los monotributistas y el empleo público, ya que sigue habiendo una merma en el empleo privado.

Efectivamente, los trabajadores en relación de dependencia cayeron un 1,01% hasta mayo, el último dato disponible. Así, se mantienen por debajo de la línea de partida de la actual gestión, tal como puede observarse en el gráfico que acompaña este artículo. El crecimiento total se debe a la suba en el empleo público, de 3,125 a 3,14 millones, y los monotributistas, que ascendieron de 1,446 a 1,524 millón de inscriptos.

LEE MÁS "Margarita Barrientos explotó contra el Gobierno por la inflación y el desempleo"

Los datos son parciales pero sirven para ver una tendencia. Esto no incluye el empleo en negro y los datos de empleo público abarcan tanto el Estado nacional como las provincias y los municipios.

En donde sí hubo una mejora es en la comparación entre mayo del 2016 y 2017. En un año, el país creó 30 mil nuevos puestos de trabajo en el sector privado formal. Pero el empleo público creció más: hubo 43 mil nuevos trabajadores en las plantas estatales. Para que haya una caída del desempleo y una suba de la tasa de empleo, Argentina debería generar más trabajo que el crecimiento vegetativo de su población.

Embed

LEE MÁS "Carrió disparó contra los trabajadores y negó que falte empleo"