El embajador de Venezuela en Argentina, Carlos Martínez Mendoza, desnudó la intención de Jorge Lanata de hacer parecer como una limitación al ejercicio de libertad periodística lo que fue un error administrativo de la producción.

Según el funcionario, Lanata no tramitó la visa de trabajo correspondiente para ir a cubrir la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. "Se presentaron sin solicitar la visa de trabajo. Él no ha sido deportado, simplemente ha sido inadmisible de Venezuela por no tener la visa correspondiente", apuntó.

LEER MÁS: Desde que asumió, Laura Alonso aumentó un 160% su patrimonio

Y recordó que el mismo episodio le ocurrió al periodista hace unos años. "Esto es una película en segundo rodaje porque Lanata sabe que tiene que solicitar la visa. En 2012 hicieron idénticamente lo mismo", afirmó.

En ese sentido, sumó: "A todos los periodistas que la solicitaron para estar presentes en la fiesta electoral y democrática que vamos a tener se les dio la visa de trabajo. Él sabía que se requería la tramitación de visa de trabajo".

Embed

En esta nota