La decisión de concederle al represor Miguel Etchecolatz el arresto domiciliario fue una noticia que perturbó a muchos vecinos de Mar del Plata. La decisión del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 se convirtió en una situación dolorosa para muchas personas ligadas con la última dictadura militar. Ese es el caso de Ana Pecoraro, hija de desaparecidos, cuya actual domicilio se encuentra a 5 cuadras de la de Etchecolatz.

En una entrevista realizada por Alejo Santander para el portal Infobae, Pecoraro denunció la situación que atraviesa al compartir el barrio con el represor. "Es una cosa que está en mi cabeza las 24 horas del día, no puedo estar tranquila sabiendo que el tipo ese está acá, que puede salir, que tiene poder en la fuerza, no hay momento del día donde me pueda relajar, tengo miedo", expresó.

Pecoraro es coordinadora del espacio de memoria El Faro y se muestra intranquila con la llegada del represor al barrio. "Etchecolatz es la ejemplificación monstruosa de todo lo que fue el terrorismo de estado: no se arrepiente, lo volvería a hacer, están sus declaraciones públicas, sus amenazas a los jueces, el papel con el nombre de Julio López", manifestó.

El sábado se llevarán a cabo una movilización para repudiar la aplicación del arresto domiciliario. Agrupaciones sociales, políticas y gremiales realizarán actividades para concientizar a los vecinos sobre quién es Etchecolatz y cuál fue su rol durante la última dictadura militar.

En esta nota