Los dirigentes radicales identificados con el kirchnerismo Leopoldo Moreau (Movimiento Nacional Alfonsinista) y Leandro Santoro (Los Irrompibles) criticaron el rol de los dirigentes de la Unión Cívica radical dentro del gobierno de Cambiemos y se refirieron al futuro del frente ciudadano que Cristina Kirchner llamó a conformar.

"Es muy raro lo que está pasando con la UCR porque no tiene cargos de relevancia en el Gobierno y sus principales voceros públicos no son funcionarios", analizó Santoro en diálogo con El Destape. "Se definieron como antiperonistas y desde ese antipernismo comenzaron a construir una identidad subsidiaria de una identidad mayor que es la del PRO", agregó.

Embed

Para Santoro, "el problema que tiene el radicalismo es que tiene su interpretación de la realidad por un lado y su tradición histórica por otro". Es por eso que considera que "llevan adelante estas políticas que entran en contradicción con su historia y su identidad".


Al analizar el impacto de las políticas de ajuste por parte del gobierno de Mauricio Macri, Moreau contó las sensaciones de las personas que se acercan a escuchar las charlas que da en distintas ciudades y pueblos. "Se está sintiendo muy fuerte el retiro del Estado, el achicamiento de la democracia y han reaparecido cuestiones que estaban afuera de la agenda de la sociedad, que se había desacostumbrado a discutir el ajuste", consideró.

En ese sentido, evaluó que "la gente está necesitando alguien que la represente, que proteja el trabajo, la industria nacional, la pequeña y mediana empresa industrial y comercial". A lo que Santoro apuntó que es necesario "iniciar el camino de la construcción política a partir de las ideas, no solamente desde las candidaturas".

Embed

Sobre esto último, Moreau marcó una diferencia: "El problema no es tanto quién se suma sino quién conduce este espacio de proyecto nacional, popular y democrático que reúna lo mejor del peronismo, del radicalismo, de la izquierda y de nuestros compatriotas que sin comprometerse con una camiseta partidaria están comprometidos con un proyecto de Nación bienvenido sea".

Para cerrar, Moreau advirtió que "uno de los grandes riesgos que tiene este espacio es que los grupos dominantes lo que van a intentar es dividir el campo popular". Es por eso que sugirió: "Ahí se verá la calidad de cada uno de los dirigentes de ver en qué vereda se paran".