El anuncio de baja de tasas anunciado por el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger defraudó a los más altos funcionarios de Casa Rosada, y según trascendió, el Gobierno ya le impuso un castigo.

Es que la rebaja, que fue de 28,75% a 28%, no cayó nada bien en las esferas presidenciales y como consecuencia de ello, el titular del Central pagará las consecuencias.

"Sturze (por Federico Sturzenegger) bajó la tasa menos de lo esperado, da la sensación que no la redujo todo lo que el Gobierno y el mercado pedían y no estuvo en la reunión del Comité de Política Monetaria que decidió la baja, él solo se comunicó a través de un conference call porque está en la reunión de banqueros mundiales que se realiza en Basilea", explicó a Infobae uno de los principales asesores de los bancos de la City porteña.

"¿Saben que Sturze no viaja a la reunión de Davos con el Presidente? Es bastante extraño ya que en las anteriores reuniones acompañó a Mauricio Macri", reveló uno de los presentes.

Además, Sturzenegger tampoco estuvo en el affter office que hicieron en una confitería de la calle Reconquista donde analizaron los anuncios que no estuvieron a la altura de las espectativas.

En esta nota