Una trabajadora despedida del Estado envió un duro mensaje a los dirigentes de la CGT luego de que hicieran un acto multitudinario, pero no dieran fecha de un paro general.

LEER MÁS: El acuerdo secreto entre la CGT y Triaca

"No pueden representar a nadie, son unos hipócritas, traidores, hijos de puta. Entregaron a todos los trabajadores", dijo la mujer, entrevistada por C5N.

Embed

"Yo lo digo por lo que me pasó a mí. Llevaba 23 años de servicio en el Estado y me pegaron una patada en el culo", sostuvo.

"La fecha (del paro) la tenemos que poner los trabajadores, no ellos", dijo.

En esta nota