Los inversores miran atentos los resultados de las PASO, principalmente para la provincia de Buenos Aires. Es que una derrota de Cambiemos en el principal distrito electoral puede significar una mayor dolarización de las carteras; mientras que una victoria puede amortiguar la tendencia que comenzó hace un mes. Una nueva avanzada del dólar dependerá de que sea permitido o no por el Gobierno.

El 14 de julio, la cotización se ubicó en los $ 17,15. Desde esa fecha, el tipo de cambio continuó una escalada que había comenzado en abril al calor de las encuestas y se había suspendido temporalmente.

En las últimas semanas, el volumen demandado se multiplicó ante la mayor posibilidad de un triunfo de Unidad Ciudadana en Buenos Aires, lo que le acercaría posibilidades a Cristina Kirchner para candidatearse nuevamente en las presidenciales de 2019. Este es el escenario temido por los grandes fondos de inversión, que buscan “estabilidad jurídica”, explicaron operadores a El Destape, pese a haber cosechado importantes ganancias durante la gestión anterior.

LEER MÁS: El Central vendió fuerte para intentar que el dólar no se dispare antes de las PASO

El Banco Central debió vender U$S 1.800 millones en las últimas dos semanas para contener al tipo de cambio en el marco de los $ 18 antes de las PASO. El movimiento del mercado de esta semana dependerá que la autoridad monetaria avale una mayor devaluación.

El freno del BCRA al dólar puede prolongarse hasta las legislativas de octubre, dado que un incremento en la cotización se traducirá a una mayor inflación y esto impactar en los próximos sufragios.

Por lo pronto, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, intentó calmar las aguas al adelantar una mayor intervención cambiaria de parte del Gobierno ante este nuevo precio del dólar. “La Argentina tiene tipo de cambio flotante. Es cierto que hubo incertidumbre, pero está dado el escenario para tener más tranquilidad”, ponderó el funcionario en Radio Mitre luego de la devaluación.

El viernes, en el segmento oficial el billete verde cerró a $ 18,01. En la jornada no sufrió variaciones gracias a la mesa de dinero que maneja Federico Sturzenegger, presidente del Central.

En esta nota