En el año 2009, el hoy máximo mandatario Mauricio Macri fue sometido a un sencillo cuestionario sobre el 25 de mayo y la revolución de 1810, aunque fracasó al no poder responder siquiera una de las preguntas que le hacía el notero.

Diego Iglesias, encargado de los móviles del ácido e histórico programa Caiga Quien Caiga (CQC), comenzó por consultarle: "¿Qué pasó el 22 de mayo de 1810?", a lo que el entonces jefe de Gobierno porteño le respondió que no le iba a dar el gusto ya que él tampoco la sabía. "El cabildo abierto", le retrucó el cronista.

Tras ello y ya con cierto fastidio, Macri no pudo responder tampoco quién era el rey de España en aquel entonces, así como tampoco quién fue el virrey depuesto.

Como si todo eso fuera poco, Iglesias fue un poco más allá y le preguntó en forma directa: "¿Qué pasó el 25 de mayo de 1810?", a lo que Macri, totalmente incomodado, decidió cerrar la puerta de la camioneta y no responder. "No me diga que esa tampoco la sabe", remató Iglesias.

Embed

En esta nota