El secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, sorprendió a todos al reconocer que "cuesta encontrarle la vuelta" al "drama de la inflación". Lo curioso es que durante la campaña Cambiemos decía exactamente lo contrario.

LEE MÁS "El Gobierno reconoce que le cuesta encontrarle la vuelta a la inflación"

De Andreis dialogó con radio La Red y afirmó que "Argentina sufre el drama de la inflación desde hace 60 años y cuesta, obviamente, encontrarle la vuelta" y culpó, como de costumbre, a la herencia del Gobierno anterior. "Esperamos que el segundo semestre, como el año pasado, sea un tercio del primero. Si se da algo parecido, vamos a estar cumpliendo o cerca de cumplir la meta del Banco Central, del 17, 18 por ciento (anual)", recalcó.

Sin embargo, las declaraciones del hombre a cargo del Fútbol para Todos contrastan fuertemente con lo que decía Mauricio Macri en plena campaña 2015. "La inflación no va a ser un problema en mi gobierno", aseveró en varias oportunidades.

También, llegó a afirmar que "la inflación va a ser el problema más fácil de resolver" si finalmente llegaba a la Casa Rosada, como finalmente ocurrió. "Es la demostración de la incapacidad de gobernar", definió en ese momento el candidato opositor, que cerró su primer año a cargo del gobierno con 40 puntos de inflación, 15 más que la meta propuesta para 2016.

Macri y la inflación campaña 2015