Este año, el ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, decidió dar de baja la paritaria nacional docente, y dejar que las discusiones salariales se diriman en el ámbito de cada jurisdicción. Esa paritaria marcaba el piso mínimo del sueldo de un maestro en todo el país, además de que fijaba el aumento de un incentivo que lo cobran todos y que ahora quedará desactualizado.

La medida despertó la bronca de los gremios, que anunciaron una jornada de dos días de paro para el inicio del ciclo lectivo, que está previsto para el 6 de marzo, además de difíciles negociaciones en el ámbito de cada provincia y la Ciudad por la recomposición salarial de este año.

Pero este panorama fue anticipado por el actual ministro de Eduación nacional. El 11 de noviembre de 2015, antes del balotaje, Bullrich quedó en el centro de la polémica luego de haber asegurado que en caso de asumir el poder, las paritarias salariales "no serán excesivamente necesarias todos los años" ya que planifican "eliminar la inflación".

En este sentido, en una entrevista otorgada a Canal 26, el hoy titular de la cartera nacional educativa de Mauricio Macri afirmó que las negociaciones salariales se dan únicamente por responsabilidad de la inflación:

Embed

En esta nota