Antes de formar parte de Cambiemos y defender a Mauricio Macri, Elisa Carrió había cuestionado duramente los negociados del empresario ahora a cargo de la Presidencia. La entonces candidata a diputada por Cambiemos había chicaneado a un funcionario de la Ciudad de Buenos Aires por defender los negociados del PRO en 2013.

Embed

En un debate por TN, Carrió le atribuyó a Sergio Bergman “festejar con Macri” las adjudicaciones a IRSA, Caputo, Riva SA, a Ángelo Calcaterra y a Cristóbal López.

“¿No conociste ningún delito en la legislatura que hayas debido denunciar como funcionario público? Entonces, señores, no hay corrupción”, le dijo a Bergman.

En otro pasaje, dijo compartir con Juan Cabandié “que la salud en la Ciudad es insostenible”. También advirtió: “A mí me encanta el metrobus, pero voy a hacer una crítica: Estoy harta de los colores porque esa confusión de colores hace creer a mucha gente que la plata sale de los bolsillos de Macri”.

“Yo estoy contentisima con UNEN y lloré por UNEN”, finalizó Carrió en su exposición hace cuatro años.

LEER MÁS: La Pampa: Macri volvió a embestir a los trabajadores y los jueces laborales

En esta nota