El hoy ministro de Energía responsable del tarifazo y entonces ex presidente de Shell Argentina, Juan José Aranguren, realizó una insólita promesa en plena campaña de Cambiemos.
Era octubre de 2015, cuando el referente de Cambiemos en temas energéticos prometió que si ganaba Mauricio Macri las elecciones a presidente habría "luz gratis para hogares pobres".
Embed
"Pensamos que las familias carenciadas que lo necesiten van a tener un block de consumo de 150 kilowatts por hora por mes que va a ser gratuito", prometió en el marco de un seminario organizado por Cecha, la confederación que reúne a estaciones de servicio de todo el país. "En otros términos: que los sectores más necesitados no pagarían por esa porción de la electricidad que consuman", recuerda una nota del diario La Nación, presente en el lugar.
Un año y medio después y con Cambiemos en el poder, esa promesa no sólo no se cumplió sino que los hogares más humildes fueron muy perjudicados por el tarifazo en luz que impusieron Macri y Aranguren.
"El monto gratuito alcanzaría para cubrir las necesidades eléctricas de una familia tipo. Si consume por encima de ese nivel, en cambio, debería pagar la tarifa como cualquier usuario que no posea esos beneficios, que se estima será más alta que la actual", afirmaba el diario en esa nota con las promesas truncas de Aranguren.