El periodista del Grupo Clarín derrapó nuevamente tras la marcha por Santiago Maldonado y los incidentes que ocasionaron agentes de inteligencia infiltrados. En su editorial de los domingos, consignó que la Argentina se encuentra en estado de guerra.

LEÉ MÁS: Otro papelón: Patricia Bullrich le dio "Me gusta" a una publicación falsa de una periodista

Embed

"Nos han declarado la guerra, tenemos que estar preparados para defender la democracia con nuestras mejores armas. Usted elige las urnas o las Molotov. No alcanza con prender una luz roja de alarma, tenemos que hacer algo entre todos. Nos han declarado la guerra y tenemos que hacer algo antes de que sea demasiado tarde para lagrimas. Le doy mi palabra".

Las declaraciones surgen tras la masiva marcha por la aparición de Santiago Maldonado, el artesano desaparecido tras una fuerte represión de Gendarmería en Esquel. Desde entonces el Gobierno ha intentado dividir la opinión sobre el preocupante hecho e incluso imponer un manto de sospecha sobre él.