Una vez más, la ex mandataria Cristina Kirchner se corrió del eje central durante su acto de lanzamiento de campaña a senadora, para darle espacio a los protagonistas: los afectados por las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

LEER MÁS: Dueño de una PYME de sweaters en crisis, el primer orador de Cristina

Es por ello que durante el acto en Mar del Plata, la ex jefa de Estado le dio espacio a Gabriel, un peón de taxi, quien al relatar el mal momento que pasan él y sus compañeros de trabajo no pudo evitar emocionarse.

Embed

"Todo diez mil veces peor: desde Macri, Vidal, Arroyo. Todo parado. Comercios que cierran, puerto fantasma, empleados que se miran la cara. Me tiene podrido, el taxi y Macri", describió hasta que se puso a llorar Gabriel, cuando relataba lo mal que le está yendo desde hace un año y medio.

En esta nota