La dirigente social Milagro Sala, detenida irregularmente desde el mes de enero pasado en Jujuy, rompió el silencio y se refirió a su situación procesal, al tiempo que pidió por pasar una navidad "sin presas políticas" en el país.

En una entrevista brindada a Página/12, la referente de la organización barrial Tupac Amaru expresó que cuando sea liberada no piensa "irse a la casa" sino "unirse a las luchas contra el ajuste, la miseria y los despidos".


En este sentido, Sala se refirió a las intenciones políticas que mantienen los dirigentes de mantenerla privada de su libertad: "Acá hubo una alianza, un pacto para encarcelarnos. Hay un pacto de clase, un pacto machista", disparó.

"Es increíble todo lo que hacen para mantenerme presa. Esto es un pacto entre (Eduardo) Fellner y (Gerardo) Morales, causa donde pueden, me meten. Pero yo voy a salir", agregó.

Por último, la dirigente también aprovechó la oportunidad para referirse a la situación que atraviesa el país desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada: "El país está atravesando un momento crítico. Estamos cada vez peor", analizó.